top of page

Más reciente !

Leila Malvezzi Bueno

Nuestra Mujer Positiva es Leila Malvezzi Bueno, arquitecta, diseñadora y escenógrafa. Leila nos cuenta el giro que tomó su vida profesional para poder realizar su sueño con la arquitectura, aunque cada vez se alejaba más de ese sueño, y afirma que es en el camino y en el movimiento que una historia de logro se construye. “Tuve que tomar una decisión difícil cuando recibí una invitación de mi esposo para trabajar con él. Tenía mucha inseguridad al tomar una decisión, no sabía si sería una buena elección, no era el área que había elegido para mi vida, el sueño de la arquitectura. Y aún podría poner en riesgo nuestra relación”, dice. “No estoy seguro de si fue el momento más difícil de mi carrera, pero creo que es importante contar esta historia, ya que es un ejemplo real de dificultad que se convirtió en asertividad. Es una prueba de que es durante el camino que elegimos y construimos nuestros caminos. Sigue moviéndote y construye lo que quieres y sueñas, no esperes el mejor momento, porque ese tiempo realmente no existe”, añade.




1. ¿Cómo empezó tu carrera?

Mi pasión por la arquitectura empezó desde muy temprano, aún sin tener la más mínima idea de qué era la arquitectura. Mi juego favorito, en la carpintería de mi padre, era juntar pequeños trozos de madera y construir edificios, casas y pensar en los espacios y cómo vivía la gente en esos espacios. Recuerdo siempre haber pensado a escala humana, algún objeto siempre representaba a una persona. Luego descubrí y recopilé planos de apartamentos y casas de anuncios en periódicos y revistas. Los recorté y los junté en una carpeta. Pasé horas analizando esos dibujos, fascinado. Al terminar la primaria ya sabía que haría arquitectura, elegí Diseño Arquitectónico en la secundaria y al graduarme, arquitectura, por supuesto. Trabajé en algunos estudios de arquitectura, tuve algunas decepciones, no me gustaban los edificios, ni la demora en ver una obra terminada. Mientras estudiaba, me puse a trabajar en una tienda para pagar la universidad, descubrí mi segunda pasión, la moda.

Encontré en la moda el potencial de las proporciones, de la estética alineada con la forma y los colores, la creatividad, las composiciones, en fin, todo lo que buscaba en la arquitectura, ahí, frente a mí. Trabajé en moda durante casi 10 años, pero gran parte de ese tiempo también lo dediqué a la gestión empresarial, llegué a ser ejecutiva de una gran marca de ropa. Me casé, entré a trabajar junto a mi marido en su empresa de comunicación visual, pude combinar arquitectura, moda y mi experiencia como ejecutiva como gerente. Pero lo mejor de esta carrera profesional fue transformar la comunicación visual en escenografía. Esto sucedió gradualmente, a medida que las piezas se volvieron tridimensionales y ocuparon cada vez más espacios y los espacios se convirtieron en nuestro gran lienzo en blanco. La arquitectura volvió a entrar en escena en mi vida y en la de Ricardo Bueno, mi esposo, quien fue a la escuela de arquitectura a los 45 años y comenzamos a hacer arquitectura escenográfica. Hoy diseñamos espacios de experiencia e inmersión para marcas en eventos corporativos, culturales y de entretenimiento.


2. ¿Cómo está formateado el modelo de negocio de Bueno Arquitetura?

Nuestro modelo de negocio actual existe desde 2016 cuando redefinimos nuestro negocio como Arquitectura Escenográfica, y es el desarrollo y mejora de un proceso que vivimos y construimos en 2005 llamado METANÓIA. Nuestra herramienta de gestión entrega y captura “valor” basado en el equilibrio de la tríada CUERPO – MENTE – ALMA, en la que el cuerpo representa los resultados financieros y la infraestructura, la mente nuestro cliente y mercado y el alma, nuestros empleados. Con este modelo implementamos un organigrama completamente horizontal, con gestión abierta y enfocado a metas por proyecto. Para que esto suceda en la práctica, se diseñó un proceso que permite comprender y monitorear continuamente cada etapa para satisfacer las necesidades de cada cliente. Este proceso hoy en Bueno Arquitetura Cenográfica es un gran referente, ecualizado para que cada etapa sea medida y reportada al cliente de manera simultánea, generando una entrega final eficiente y sin sorpresas. La única sorpresa permitida es para quienes experimentarán y se sumergirán en los espacios que diseñamos. Por encima de todo, nuestro modelo de negocio pospandemia es más eficiente, ligero y ágil.


3. ¿Cuál fue el momento más difícil de tu carrera?

Tenía que tomar una decisión difícil cuando recibí una invitación de mi esposo para trabajar con él. Tenía mucha inseguridad al tomar una decisión, no sabía si sería una buena elección, no era el área que había elegido para mi vida, el sueño de la arquitectura. Y aún podría estar poniendo en riesgo nuestra relación. Me tomó muchos meses encontrar mi lugar en la empresa y aun así durante mucho tiempo hice algo que no era lo que me gustaba, ya que solo me centraba en la gestión administrativa y financiera. No estoy seguro si fue el momento más difícil de mi carrera, pero creo que es importante compartir esta historia, ya que es un ejemplo real de dificultad que se convirtió en asertividad. Es una prueba de que es durante el camino que elegimos y construimos nuestros caminos. Sigue moviéndote y construye lo que quieres y sueñas, no esperes el mejor momento, porque ese tiempo realmente no existe. Esta elección y decisión tan difícil nos trajo aquí, una empresa que hace realidad tantos sueños, pero principalmente nuestro sueño con la arquitectura, nos hemos convertido en expertos y profesionales reconocidos en la arquitectura escenográfica y hoy hago lo que amo y estoy muy realizado profesionalmente. . Nuestro matrimonio va muy bien, este año celebraremos 40 años juntos.


4. ¿Cómo logras equilibrar tu vida personal x vida corporativa/emprendedora?

Tenemos una gran ventaja porque mi esposo y yo trabajamos juntos, y además nos apasiona lo que hacemos, lo que nos lleva a un equilibrio muy espontáneo y natural. Nuestros momentos de creación ocurren mucho durante las conversaciones del desayuno, que es un momento sagrado en nuestras vidas. No tenemos que hablar de trabajo, es muy visceral para nosotros, fluye con naturalidad. No renunciamos a nuestro tiempo para viajar y estos son nuestros momentos a solas, pero aún así, siempre estamos buscando algo para nuestros clientes y que nos inspire. Esta cuestión de equilibrio está directamente ligada a la realización personal y profesional, todo se vuelve muy placentero. Como no tenemos hijos humanos, sólo de cuatro patas, tenemos una dedicación mutua e intensa entre nosotros. Nuestro tiempo libre lo dedicamos a nuestros viajes y a pasar tiempo con nuestras familias.


5. ¿Cuál es tu mayor sueño?

Descubre el mundo. Siempre he sido una persona curiosa e interesada en aprender sobre otras culturas. Historias, cocina y experiencias. Esto empezó cuando escuché a mi madre leer “las siete maravillas del mundo”, yo no sabía leer, pero las imágenes me encantaron. Después de casarme, encontré un compañero de viaje, alguien que me acompañara en las aventuras más deliciosas. Así se intensificó mi pasión por viajar. Cada país que visito es, de alguna manera, una oportunidad de ver el mundo desde una perspectiva diferente.


6. ¿Cuál es tu mayor logro?

La relación con mi marido.


7. Libro, película y mujer que admiras:

“The Physicist”, de Noah Gordon, “Sapiens”, de Yuval Harari, y el que actualmente estoy leyendo y con el que estoy encantado, “Atomic Habits”, de James Clear. No tengo una película favorita, me gustan muchas. Pero tengo una serie: “The Crown”.

0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Commenting has been turned off.

Acerca de ellos: historias que inspiran el cambio

bottom of page