top of page

Más reciente !

Deborah Sutton Chammah

Nuestra Mujer Positiva es Deborah Sutton Chammah, pedagoga, Gerente de Educación de StandWithUs Brasil y vicepresidenta de KKL Brasil. Deborah nos cuenta sobre los desafíos de su carrera, trabajar en el tercer sector en una organización educativa pro-paz, por qué decidió seguir una carrera en el tercer sector y cómo equilibra la vida como madre y esposa.



1.   ¿Cómo empezó tu carrera?

Creo que para explicar cómo comencé en StandWithUs Brasil, necesito explicar por qué llegué aquí, después de todo, no todos sueñan con trabajar en el tercer sector.


Crecí en una familia judía, en la que siempre hubo una fuerte conexión con Israel, el hogar nacional del pueblo judío. Cuando cumplí 16 años viajé a Israel durante un mes con el movimiento juvenil judío al que asistí durante toda mi infancia y adolescencia. En el momento en que aterrizamos allí estalló una guerra entre el país y el grupo terrorista Hamas, que acababa de secuestrar y asesinar a tres niños israelíes, esto fue en el año 2014. Pasé el mes de mi viaje entre la diversión y la guerra. Disfrutamos de la playa, y entonces sonó la sirena y tuvimos que correr a un refugio seguro para protegernos de los misiles que Hamás lanzaba con la intención de asesinar a israelíes. Vi a la sociedad, diversa, próspera y resiliente, intercalar su vida cotidiana con el sufrimiento de haber perdido tres vidas a manos de terroristas.


Fue la primera guerra que vivió Israel en la que las redes sociales ya formaban parte del día a día de la sociedad. Si bien conocí un país diverso, que coexiste con árabes, cristianos, drusos y varias otras etnias y religiones, también fui testigo del antisemitismo y del odio flagrante en las redes sociales y en todo el mundo, así como de una enorme ola de noticias falsas sobre una guerra en la que Israel no quería, ni siquiera comencé. En ese momento comprendí mi responsabilidad como judío y sionista (alguien que cree en la autodeterminación del pueblo judío) de poder educar y mostrar al mundo la realidad de Israel y la verdad sobre el conflicto en la región.


Entonces, me gradué en pedagogía para profundizar en el mundo de la educación y paralelamente fui y sigo especializándome en la historia de Israel, los conflictos en Medio Oriente y el antisemitismo. A principios de 2020, me comuniqué con StandWithUs Brasil, que estaba en sus primeros años, con solo seis empleados (hoy tenemos casi 30) y le expliqué mi deseo de educar sobre Israel y tener un impacto transformador en la educación brasileña en lo que respecta al Medio Oriente. Oriente, para que los jóvenes puedan profundizar en las complejidades del conflicto árabe-israelí y su aspecto israelí-palestino.


Desde entonces, crecí junto con StandWithUs Brasil hasta convertirme en gerente de educación, responsable de nuestras iniciativas educativas con escuelas de todo Brasil; ser el puente de la organización con las comunidades e instituciones judías repartidas por todo el país; coordinando un programa de liderazgo para jóvenes de secundaria y también impartiendo clases sobre una amplia gama de temas.


2.  ¿Cuál es el modelo de negocio de StandWithUs Brasil?

StandWithUs es una organización educativa internacional, no gubernamental y no partidista sin fines de lucro. Por lo tanto, somos una institución del tercer sector que se apoya en donantes y no cobramos ningún monto por nuestras iniciativas educativas. Buscamos una educación de aprendizaje activa, pro paz y pro diálogo en la que brindamos herramientas socioculturales y socioemocionales para que las personas sean más tolerantes y trabajen por la convivencia, desarrollamos iniciativas educativas en las que nuestros participantes sean el centro de aprendiendo, dilucidando todos los aspectos de los temas tratados para que pueda desarrollar su propia opinión y sentido crítico.

 

3.   ¿Cuál fue el momento más difícil de tu carrera?

Sin duda, el momento más difícil de mi carrera fue y ha sido después de la masacre del 7 de octubre en Israel que desencadenó una guerra contra Hamás, autor de la masacre. Los discursos de odio y el antisemitismo aumentaron considerablemente en todo el mundo, varias escuelas e instituciones buscaron el apoyo de StandWithUs Brasil para aclarar el contexto en un momento en el que había escaladas y nuevos acontecimientos todo el tiempo. El número de demandas, eventos, proyectos, iniciativas educativas y personas que buscaban apoyo para la labor educativa de StandWithUs Brasil se triplicó, convirtiéndonos en una importante fundación y apoyo para cualquiera que quisiera comprender las complejidades de la guerra que comenzó el 7 de octubre. Si bien nuestra rutina de trabajo se encontraba en el momento más intenso que jamás haya visto, al mismo tiempo estábamos de luto por las 1.200 vidas perdidas y 240 personas secuestradas de diferentes nacionalidades de las que recibimos muy pocas noticias a lo largo de las semanas. Trabajar para Israel siempre ha sido mi objetivo, pero me encontré en una situación en la que la demanda de trabajo era muy intensa y debía centrarme en poder educar a la mayor cantidad de gente posible sobre la situación actual en Israel, trabajar en la convivencia y generar conciencia sobre la masacre y los rehenes, al mismo tiempo que estaba pasando por un gran dolor, veía a amigos en Israel sufrir, tenía la sensación de que esa masacre podría haber sido yo, acompañado del aumento del discurso de odio que hablaba directamente sobre mi existencia. En este momento difícil y complejo, tuve la oportunidad de visitar Israel y los lugares afectados por Hamás en la masacre apenas 70 días después del suceso. Visité lugares intactos después de tan sangrienta masacre, lo vi e incluso lo olí en un lugar donde murió tanta gente, entre los cuales, fui al Kibbutz de Kfar Aza y al lugar del Festival Nova. Además, tuve la oportunidad de hablar con supervivientes del Festival Nova y familiares de los rehenes que, obviamente, estaban muy conmocionados. Al mismo tiempo que fue un viaje difícil emocionalmente, comencé a pensar en mis desafíos en el trabajo cuando regresara, ya que fui testigo de tan violenta masacre, cómo y qué debía hacer para generar mayor conciencia para la sociedad brasileña. Sin duda, actualmente estoy viviendo el momento más difícil de mi carrera.


4. ¿Cómo logras equilibrar tu vida personal x vida corporativa/emprendedora?

Si me preguntaran esto hace 2 años, mi respuesta ciertamente sería diferente y probablemente una situación mucho menos desafiante. Hoy tengo una hija de un año y cuatro meses, estoy casada y me propongo tener una vida judía activa, ser presente esposa y madre. Me encanta cuidar a mi hija, hacer programas con ella y mi esposo y recibir a mi familia en casa y estar cerca de mis amigos. Pero también amo mi trabajo, amo educar a la gente, sabiendo que lo que hago es para algo mucho más grande que yo, trabajo para traer más diálogo y convivencia a la sociedad brasileña. Teniendo todo esto en cuenta, equilibrar tantos platos pequeños se vuelve algo desafiante. Pero entendí que para ser una madre activa y buena para mi hija necesito incluir en mi rutina el trabajo que amo; que para dedicarme a mi vida familiar y social, también necesito dedicarme a educar a la sociedad en general. Siento que al final del día lo que hago es darle a mi familia un mundo más justo donde vivir. Al mismo tiempo, ser el mejor educador que pueda ser, superar los desafíos del día a día de mi trabajo. y cumplir con los objetivos de StandWithUs Brasil, necesito hacer las cosas que amo y que me desconectan de la semana laboral, en todo caso. Las exigencias no me consumen y creo que sobre todo tendría burnout. Para que todo esto funcione es necesario mucha organización y rutina, resaltar las tareas del día (tanto laborales, familiares como sociales) y también es necesario tener bien definida una planificación de rutinas para que todo fluya. Además, tengo el privilegio de contar con una buena red de apoyo, tanto en casa como en el trabajo, ya que no siempre es fácil, a veces un “platito” pesa más que el otro. Pero es en ese momento que sé que tengo buenas personas con quienes contar, que pueden darme una mano cuando las cosas se ponen desafiantes, creo que nadie logra nada solo. También aprendí por las malas que las cosas nunca serán del todo perfectas y que es inevitable, que lo hecho es mejor que lo perfecto. Pero creo que cuanta más responsabilidad tengamos, más capaces seremos de manejarla.


5. ¿Cuál es tu mayor sueño?

Mi mayor sueño es poder ver la paz en el mundo, especialmente en la región de Medio Oriente. Sé que suena a cliché y a los escépticos puede parecerles imposible. Pero mi carrera gira en torno a esto, trabajar con la educación para lograr la paz, al menos la paz en el diálogo. Mejorar la educación para que las personas sean más tolerantes y respetuosas, para que incluso cuando no estén de acuerdo entre sí pueda haber diálogo y convivencia en lugar de discursos de odio, que muchas veces salen del campo de las palabras y se convierten en acciones. Educaré a mis hijos de forma tolerante, para que algún día formen parte de una sociedad más respetuosa, con menos polarización y que valore más la convivencia. Y para poder ver este sueño hecho realidad algún día, tenemos que trabajar por ello. Citando a Theodor Herzl, personalidad judía que buscó el empoderamiento de los judíos, que durante siglos fueron perseguidos y oprimidos, pero que también soñaba con la convivencia, “si quieres, no será un sueño”.


6. ¿Cuál es tu mayor logro?

Mi mayor logro profesional hasta el momento (espero que sean muchos más) fue la posibilidad de crear una política pública junto con la Secretaría de Educación del Estado de São Paulo, con otras dos compañeras de trabajo, Cleo Assunção y Hana Nusbaum. Nuestra política pública fue un proyecto desarrollado para aplicar al programa “Sala de Lectura” de la SEDUC, en el que estudiantes de secundaria participaron en un circuito educativo con el tema “Antisemitismo: pasado, presente y futuro”. El circuito utilizó el tema del antisemitismo como telón de fondo para hablar sobre todo tipo de discursos de odio y la importancia del diálogo. El final del proyecto fue uno de los momentos más emotivos que he presenciado en mi vida profesional. Reunimos a casi 50 estudiantes que más se destacaron en sus producciones escritas, que incluyeron un poema sobre el Holocausto y una carta dirigida a israelíes y palestinos para dialogar por la paz, para un premio de clausura, en el que fueron homenajeados por sobrevivientes de el Holocausto. Holocausto. En 2023 aplicaremos el proyecto piloto a 100 escuelas del Estado y este año pretendemos duplicar el número de escuelas, así como llegar a nuevos estados.


7. Libro, película y mujer que admira (no puede ser su madre).

Un libro: Cartas a mi vecino palestino. Este libro, en mi opinión, es una obra de arte que, escrito siguiendo el modelo de las cartas de un israelí a un palestino, y al final con las respuestas del palestino, habla de la autodeterminación de ambos pueblos, teniendo en cuenta sus diferencias históricas. proximidad y la necesidad de vivir en paz y convivencia, creyendo en la libertad y la seguridad de israelíes y palestinos.


Película: Escritores de la libertad. Un maestro en la escuela me presentó esta película a la edad de 12 años, desde entonces me ha conmovido profundamente y estoy seguro de que fue una de mis inspiraciones para querer trabajar en educación. La película, basada en hechos reales, cuenta la historia de una profesora de inglés en un colegio periférico de California, donde los alumnos se dividen en grupos sociales y pandillas. Se trata de adolescentes que viven en una situación de vulnerabilidad y peligro al considerar que pandillas de diferentes grupos sociales se enfrentan, resultando en muertes y detenciones. Usando el Holocausto como telón de fondo, la docente decide afrontar estos desafíos y ayudar a los jóvenes a trabajar el diálogo y la convivencia entre diferentes grupos, abandonar la violencia y animarlos a estudiar para crear más oportunidades en sus vidas.


Mujer:


Me detuve a reflexionar sobre cómo nadie con mucho nombre y fama me inspiró mucho. Me doy cuenta de que me inspiran las mujeres que me rodean, mujeres “ordinarias”. Ya sean de mi familia, amigos o mujeres que he conocido durante mi carrera personal y profesional. Cada vez que me conecto con mujeres que marcan una diferencia en su entorno, me encuentro pensando en cómo puedo aprender de ellas. Me inspira la mujer que persiguió su sueño y pudo criar a su familia con valores. Me inspiran las mujeres que trabajan para sustentar su hogar y no tienen una red de apoyo. Me inspira la mujer que dejó su país de origen como refugiada y empezó una vida desde cero. Me inspiran las mujeres que no trabajan y dedican su tiempo completo a criar a su familia. Me inspira la mujer que volvió a trabajar después de divorciarse y cambiar de vida. Me inspira la mujer que vino de un mundo sin oportunidades y fue más allá en su carrera, buscando transformar la sociedad. Me inspira la mujer que pasó por persecución y resistió, y luego fue atrapada. Me inspira la mujer que empezó su vida desde cero. Me inspiran las mujeres que buscan marcar la diferencia en el mundo. Creo que todas estas mujeres, y muchas otras, me enseñan algo y me inspiran. Después de todo, creo que el mundo está formado por mujeres increíbles.

0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Commenting has been turned off.

Acerca de ellos: historias que inspiran el cambio

bottom of page